logo

Alargamiento Coronal y Gingivectomía

(Gingivoplastia, remodelado gingival, remodelado encía)

gingivectomiaLa corona de un diente es la parte visible del diente que comprende la distancia desde el borde de la encía hasta el borde incisal o superficie oclusal del diente. Las indicaciones para alargar la corona de un diente son: cuando hay lesiones de caries por debajo de la encía, la corona del diente se fractura por debajo de la encía, la corona del dientes es muy corta para una restauración con una corona dental, en inflamaciones crónicas del tejido gingival durante o posterior a un tratamiento de ortodoncia, en condiciones estéticas cuando las coronas dentales son muy cortas o para corregir sonrisas gingivales y mejorar la estética dental.

Es importante realizar un diagnóstico clínico y radiográfico inicial para la planificación quirúrgica del procedimiento dependiendo de la distancia entre la encía y el hueso que la soporta y la longitud inicial del diente y la que se desea obtener.

El alargamiento de la corona y la gingivectomía del diente consiste en realizar un recorte de encía con técnicas de bisturí electrónico que proporciona una excelente hemostasia durante el procedimiento, permite una eficiente remoción del tejido dental, reduce el dolor postoperatorio, no presenta recesión gingival, reduce la inflamación y favorece la cicatrización.

Injertos Óseos y Mucosos

(Sustitutos óseos, regeneración ósea, colgajos)

Al perder un diente ocurre una disminución del hueso que los sostiene, esta reabsorción es más rápida y severa en los primeros tres meses luego de perder el diente. La presencia de insuficiente volumen óseo conlleva a la necesidad de realizar procedimientos quirúrgicos para reconstruir el hueso alveolar para su rehabilitación prótesica o con implantes.

La regeneración del hueso perdido se realiza realizando un relleno en el sitio disminuido mediante diferentes técnicas con injertos óseos o de mucosa, depende del tipo del defecto que se deba corregir se utilizarán injertos autólogos: tomados mismo individuo, homólogos: tomados de un individuo de la misma especie que pueden ser congelados, desecados y desmineralizados, heterólogos: origen de diferente especie o aloplásticos: injertos de origen sintético.

El procedimiento de realiza bajo anestesia local y condiciones estériles, debe realizarse una incisión en el sitio receptor y colocar el relleno (injerto) de elección, posteriormente se realiza una sutura reabsorbible en la zona. Es un procedimiento ambulatorio y no incapacitante, pero evitando realizar esfuerzos físicos durante 7 días posteriores. El reemplazo de tejidos óseos o mucosos perdidos con trasplantes de tejido del paciente o sintéticos mejora el pronóstico de la rehabilitación oral para reestablecer la función y la armonía dental.

injertos-oseos-AD

Prevención, Higiene Dental y Remoción de Cálculos

(Limpieza dental, detartraje, profilaxis dental, raspaje y alisado, tartrectomía)

remocion

La salud de la cavidad oral debe mantenerse, por eso es importante asistir al odontológo como prevención cada 6 meses a realizarse procedimientos de higiene oral. Estos procedimientos de higiene oral comprenden la valoración de todos los tejidos duros y blandos de la boca, la remoción de cálculos que es la calcificación de la placa blanda sobre la superficie dental, ésta no se remueve bajo las técnicas caseras de higiene oral, deben removerse en el consultorio dental mediante instrumentos manuales y ultrasonido.

También se realiza la remoción de la placa adherida a la superficie dental la cual esta formada por bacterias que afectan a las encías, inflamándolas y haciendo que sangren durante el cepillado dental o con el uso de la seda, éste es el primer paso para la enfermedad periodontal, que es una enfermedad que afecta al hueso que sostiene los dientes, debilitándolo y ocasionando el aflojamiento y la pérdida dental.

Finalmente se colocan agentes remineralizantes para el tejido dental que ayuden a incorporar minerales que se hayan perdido de los dientes por acción de los ácidos formados por las bacterias o de alimentos o por hábitos nocivos del paciente.